Es una lámpara de luz roja  que contiene gas inerte a baja presión y un reflector para mejorar la dirección. Emitiendo calor, aumenta el riego sanguino y la temperatura de la zona afectada, alcanzando una profundidad de penetración entre 5 y 10 mm. Se utiliza para relajar los músculos antes de un masaje profundo o en preparación a un tratamiento fisioterapéutico.